“Cine de Catástrofes”

Gracias al cine hemos podido ver como a nuestro mundo le pasaba de todo.

Todo comenzó, oficialmente, allá por el 36 cuando se estrenó la mítica (es un clásico hoy en día) “San Francisco”, con Clark Gable y Spencer Tracy, que nos narraba aquella noche de año nuevo de 1906, cuando el gran terremoto que asoló a la ciudad californiana. Desde esta primera película, casi una obra de arte, hemos visto de todo: terremotos, tornados, tsunamis, erupciones volcánicas, eras glaciares…

Comenzando por las menos mediáticas, TV movies: “La noche de los tornados”; “Hielo”, con Grant Show (aquel de Melrose Place); “Terremoto en New York” (hay dos distintas); “Huracán F6″, “Megavolcano”, la erupción del parque de Yellowstone; y un largo étc.

Nos preparan, con medios más modestos, para las grandes producciones: “Twister”; “El día de mañana”, “Un pueblo llamado Dante’s Peak”; “Depp Impact”, con un Elijah Wood, que aún no se había convertido en Hobbit; “El Núcleo”… Y luego están las grandes superproducciones, como la última en llegar a la familia: “2012″.

El modus operandi viene a ser el mismo en todas. Se nos presenta la catástrofe de turno, el mundo enloquece, con saqueos, crímenes, y los que siempre se enriquecen a costa del miedo de los demás. Entre los personajes tradicionales de estas producciones están: el Beato, esto es un castigo divino, arrepentíos y os salvaréis; el superviviente solitario, ya sea bueno o uno de los que se enriquecen; el que intenta salvar a cuántos más mejor, independientemente de si consigue…

La verdad, es que hay protagonistas para todos los gustos, desde Aaron Eckhart (“El Núcleo”), que intenta eliminar tensión a base de gracias, hasta el típico padre de familia, que hará la imposible por salvar a sus hijos, como John Cusack en “2012″, o Dennis Quaid en “El día de mañana”. Pasando por el que recupera el amor conyugal mientras caza un F5 (“Twister”) o el que simplemente encuentra a una familia, mientras huye de la erupción de un volcán (Pierce Brosnan en “Un pueblo llamado Dante’s Peak”).

Pero no sólo de Hollywood vive este género, como nos demuestra una película considerada serie B, procedente de Japón, “El hundimiento de Japón”. Larga, lenta (en comparación con las americanas), pero realmente buena. La catástrofe a la que se enfrentan los protagonistas, es, como bien indica el título, el hundimiento del archipiélago nipón en el Pacífico en el plazo de un año.

La palabra más repetida, a lo largo del film nipón, es: sobrevive, un auténtico lema de este film, que bien podría serlo de todos los del género.

About these ads

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. liamngls
    abr 15, 2010 @ 07:57:23

    Faltan las películas de universitarios o de chavales de instituto (los mismos actores, claro) en las que las catástrofes pueden ser de cualquier índole y todo parecido con el armageddon es pura coincidencia :lol:

    Responder

  2. Trackback: América del Sur se expande | Liamngls
  3. Trackback: De virus va la historia « Avalontanit's Blog

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores

%d personas les gusta esto: